Javier Ogando, Ana Abásolo, Ana González-Pinto, Teresa Laespada, Ricardo Franco y Margarita Sáenz

Javier Ogando, Ana Abásolo, Ana González-Pinto, Teresa Laespada, Ricardo Franco y Margarita Sáenz

La sección de Toxicomanías de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao (ACMB) celebró ayer, con la colaboración del departamento de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia, en el Salón Areilza del Colegio de Médicos de Bizkaia una jornada bajo el epígrafe ‘La violencia de género desde una perspectiva social, forense y psiquiátrica’. La cita fue inaugurada por Ricardo Franco Vicario, presidente de la Academia y a la misma asistieron cerca de 200 personas, completando el aforo.

En ella intervinieron Teresa Laespada, diputada foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de Bizkaia; Ana Abasolo, médico forense y jefe de servicio de la Clínica Médico Forense (Bilbao); y Margarita Sáenz, médico psiquiatra del Hospital Universitario Cruces y profesora de la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

Perspectiva social

La Diputada Teresa Laespada recordó que, según los datos policiales recogidos por el Observatorio de la Violencia Machista en Bizkaia, el año pasado se produjeron 2.932 victimizaciones que afectaron a 2.310 mujeres, lo que supuso un 6% más que en 2017. En el ámbito judicial, 3.429 denuncias (+11%) y 311 órdenes de protección dictadas.

“Sufrimos una violencia machista estructural y cultural, que afecta a todas las clases sociales y que se produce en todos los ámbitos y lugares. Frente a esto, es ya hora de que los hombres asuman su necesario papel en la lucha contra esta violencia y también contra la desigualdad. Los hombres deben aceptar que la visibilización de las mujeres obliga a que ellos den dos pasos hacia atrás. Las mujeres deben aparecer en igualdad a los hombres y esa pérdida relativa de peso público de los hombres se verá compensada con creces por su mayor entrada en el ámbito privado y familiar, con una relación más estrecha con los cuidados, con lo emocional, con sus hijas e hijos, así como con sus mayores; sin olvidar que estas nuevas masculinidades amparan una expresión de los sentimientos y una relación con los demás más positiva, sin la coraza del machismo”, agregó.

Perspectiva forense

Por otra parte, la médica forense y jefe de servicio de la Clínica Médico Forense de Bilbao, Ana Abasolo, incidió en que “la violencia es un problema de salud pública y, como tal, hay que hacer un trabajo de investigación multidisciplinar. Los datos de la violencia proceden de encuestas poblacionales, datos policiales y legales. Desde la medicina forense se trabaja de manera multidisciplinar con las personas que han interpuesto una denuncia y, actualmente, el esfuerzo se dirige a impedir que las víctimas sean de nuevo victimizadas o fallezcan”. En este sentido, la experta valoró el hecho de que “se han desarrollado estrategias de valoración del riesgo de nuevas violencias”, si bien admitió que “es una labor compleja y sujeta a importantes limitaciones”.

Perspectiva psiquiátrica

Además de lo anterior, según destacó Margarita Sáenz Herrero, “la violencia contra las mujeres y la salud mental están íntimamente relacionadas. Por un lado, padecer un trastorno mental grave es un factor de riesgo para padecer violencia de género, problemática que en España se circunscribe a las parejas o exparejas pero que se puede ampliar al ámbito doméstico si se incluyen otros miembros de la familia”.

Por otro lado, la experta explicó que “están ampliamente recogidos los efectos de la violencia de género sobre la salud mental de las mujeres que la sufren, con una mayor prevalencia de cuadros depresivos, trastornos de ansiedad, trastornos adaptativos, estrés postraumático, así como una mayor prevalencia de trastorno por uso de sustancias, trastorno de conducta alimentaria y alcoholismo”.

Para la médica psiquiatra del Hospital Universitario Cruces y profesora de la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad del País Vasco, “se pasa por alto la mayor vulnerabilidad de las mujeres diagnosticadas de un trastorno mental grave para padecer violencia de género. A pesar de que en las guías clínicas se pronuncian sobre el papel que debieran desempeñar los profesionales de salud mental en identificar la violencia contra las mujeres y en responder de manera apropiada, persiste una pobre identificación de casos. Pareciera que la violencia de género y los trastornos mentales estuvieran en campos separados para la salud pública, cuando en realidad viven en una misma realidad social. Olvidar esto es un factor de confusión y da como resultado el que no se esté realizando en ocasiones una buena praxis clínica”.

Tal y como apuntó la psiquiatra, la falta de detección de casos de violencia de género “no deja de ser un reflejo de la falta de igualdad de nuestra sociedad, donde la inequidad social se refleja en la salud mental. El problema no es sólo asistencial, sino de medios y recursos disponibles”.

Denunció igualmente que “hay poca investigación sobre cómo mejorar la identificación y el tratamiento de las víctimas y perpetradores en relación con la salud mental”. Los servicios psiquiátricos “pueden jugar un papel relevante en la prevención primaria y secundaria en la violencia contra las mujeres. Nos encontramos ante un desafío clínico de gran envergadura ya que la violencia de género aparece desligada de la salud mental y una valoración específica no se contempla como necesaria”.

El doble de riesgo en personas con problemas de salud mental

La jornada contó con la moderación de Ana González-Pinto, médica psiquiatra, profesora de la Facultad de Medicina y Enfermería de la UPV/EHU y presidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica. Tal y como comentó en la apertura, “es destacable, por un lado, el impacto que la violencia de género tiene en la salud mental, y muy especialmente el riesgo de violencia en personas enfermas con trastornos mentales, ya que, aproximadamente, duplican el riesgo”.

Asimismo, “la normalización de la enfermedad mental, la información sobre sus síntomas y la aceptación de aquélla por parte de toda la sociedad, ayudará a que disminuya la violencia”.

La primera de este tipo

La jornada es la primera de esta temática que se organiza desde la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao. Javier Ogando, médico psiquiatra y presidente de la sección de Toxicomanías de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao recordó que la violencia de género constituye “un gravísimo problema social y moral que genera de forma intermitente y repetitiva una gran alarma social creciente pero, al mismo tiempo, una sensación de acostumbramiento e inevitabilidad”.

Los profesionales que en su trabajo habitual estudian y tratan sobre las emociones y conductas humanas, sus condicionantes y consecuencias “podrían aportar desde sus conocimientos y prácticas claves más amplias, objetivas y científicas para entender, prevenir y evitar en la vida diaria este relevante problema”.

El psiquiatra concluyó apuntando que “parece observarse una alta prevalencia de problemas de violencia de género y problemáticas psicológicas y/o de consumos de substancias de abuso tanto en agresores como en víctimas”.

Streptococcus-pneumoniae

Micrografía del Streptococcus pneumoniae. Imagen: Wikipedia.

Tal y como se recuerda desde la sección de Vacunas de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, el neumococo es una bacteria que produce enfermedad de forma frecuente y a veces grave o muy grave (neumonías, sepsis y meningitis).

Estas enfermedades son más comunes en los niños menores de cinco años y en los adultos mayores de 65 años. La letalidad de las formas invasivas es alta, estimándose entre un 15% y un 20% en adultos jóvenes y en un 30% y un 40% en personas mayores.

El tabaquismo, quienes padecen condiciones médicas como enfermedades renales, cardiacas o pulmonares crónicas, los alcohólicos, los diabéticos, las personas con sistemas inmunológicos debilitados y quienes no poseen bazo están en un riesgo mayor de padecer estas infecciones.

Desde el punto de vista de la prevención, se dispone de dos vacunas. La vacunación frente a neumococo está recomendada por todas las autoridades sanitarias y sociedades científicas en: a) cualquier persona de 65 años o más y b) personas de cualquier edad con condiciones de mayor riesgo, como inmunodeprimidos, trasplantados, personas con enfermedad renal crónica o en tratamiento con hemodiálisis, personas con enfermedad cardiovascular crónica, con enfermedad respiratoria crónica, con enfermedad hepática crónica o con un trastorno de adicción al alcohol, personas con una infección por VIH, con ausencia anatómica o funcional del bazo, fumadores y personas que reciben tratamientos con fármacos inmunosupresores, entre otros.

A continuación se muestran dos enlaces de interés, con más información sobre estos dos aspectos:

Enlace 1.

Enlace 2.

Además, la neumonía neumocócica es una complicación importante de la infección por el virus de la gripe. Por tanto, la vacunación frente a la gripe estacional en la campaña anual es también una forma indirecta de disminuir el riesgo de padecer una infección neumocócica grave.

 

epilepsia-acmb-encuentros

La falta de sueño es el principal enemigo de la epilepsia. Por ello, cuidar las horas que se duerme y mantener una buena higiene del sueño son claves para combatir las crisis epilépticas. Muchos pacientes piensan que al tomar su medicación pueden olvidarse de la enfermedad y descuidan otros aspectos”, explica el especialista en epilepsia del Departamento de Neurología de la Clínica Universidad de Navarra, Asier Gómez. Además, a este respecto, el especialista añade que “nuestro trabajo es hacer ver a los afectados que dormir entre siete y ocho horas, así como eliminar el consumo de alcohol y otras sustancias tóxicas, también es parte del tratamiento”.

El especialista en epilepsia, Asier Gómez, profundizó en el diagnóstico y tratamiento de la epilepsia en el marco de la jornada divulgativa Encuentros con la Salud. La ponencia, que llevó por título Vivir con epilepsia: un enfoque integral del diagnóstico y el tratamiento tuvo lugar en la Biblioteca de Bidebarrieta de Bilbao.

La crisis epiléptica

La crisis epiléptica es una alteración brusca e inesperada que afecta a una persona debido a una actividad anormal de las neuronas y que finaliza habitualmente de forma rápida. Aquí, el Dr. Gómez indica que “la mayoría de la gente asocia las crisis con las convulsiones porque son visualmente impactantes, pero hay más tipos de manifestaciones”. Algunos ejemplos son crisis en las que los afectados mantienen la mirada perdida y no son conscientes de lo que sucede a su alrededor durante unos minutos; realizan movimientos como si trataran de coger algo con la mano, gestos en la boca como si masticaran chicle o tragaran saliva, etc. Es cierto que el episodio más peligroso es el convulsivo, pero estas crisis, conocidas popularmente como ausencias, también presentan riesgos: se pueden quemar mientras cocinan o cruzar una calle sin darse cuenta”.

Las crisis son el mayor riesgo de la epilepsia y, por ello, el objetivo principal de los tratamientos médicos es controlarlas o, incluso, eliminarlas. De hecho, los últimos estudios muestran que el 70% de las personas con epilepsia que siguen las instrucciones sanitarias no presentan crisis. Pertenecen al grupo de los pacientes controlados. Sin embargo, hay un 30% que se identifica como resistente a los fármacos y que no responde al tratamiento.

Sobre los pacientes que no responden bien a los medicamentos, el especialista en epilepsia explica que “estos afectados comienzan a contar con nuevos tipos de terapias y alternativas. Hay grupos de pacientes a los que se les puede practicar una intervención quirúrgica y mejoran muchísimo; la dieta cetogénica -alimentación baja en carbohidratos y rica en grasas- puede ayudarles; y también puede funcionar el estimulador del nervio vago, que es una especie de marcapasos que se coloca en el nervio vago y modula a distancia la actividad cerebral”.

Cómo actuar

Ante la tesitura de auxiliar a una persona que está padeciendo una crisis epiléptica, Gómez indica que “lo primero es fijarse en si hay o no convulsiones. En caso de que las haya, hay que tener en cuenta que estos episodios tienen una duración de 1 a 2 minutos y que, tras ellos, el paciente queda relajado y confuso. El proceso sería el siguiente, hay que apartar al afectado de cualquier elemento con el que pueda herirse (mobiliario, vehículos, etc.); tumbarlo en el suelo en posición de seguridad (de lado) porque suelen soltar espuma por la boca; desatar corbatas o similares y no sujetar o retener los brazos y las piernas. Aquí es muy importante dejar claro que no hay que meter nada en la boca, ya que se ha comprobado que reporta más problemas que beneficios”.

Pacientes vulnerables

Los pacientes con epilepsia tienen más probabilidad de tener trastornos psiquiátricos como la depresión o la ansiedad, así como pérdida de memoria. A este respecto, el especialista indica que “es un tema en el que hay profundizar en las consultas, porque cuanto antes se detecte, antes se podrá tomar medidas y revertir la situación”. Por último, sobre el estigma que puede generar la enfermedad, afirma quela situación ha mejorado desde hace 40 o 50 años, pero todavía queda mucho trabajo por hacer”.

Sobre Encuentros con la Salud

Encuentros con la Salud es una iniciativa del diario El Correo, organizada junto a Docor Comunicación, que cuenta con la asesoría científica de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao y la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea y, en esta ocasión, con la colaboración de la Clínica Universidad de Navarra.

profesor-zarranz

La apertura del 125.º curso de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao (ACMB), correspondiente a 2019-2020 se llevó a cabo ayer en los salones de la Sociedad Bilbaina, en Bilbao. El acto fue dirigido por Ricardo Franco Vicario, presidente de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao y contó para su inauguración con la presencia de Nekane Murga, consejera de Salud del Gobierno Vasco; Gotzone Sagardui, teniente de alcalde y concejala de Gobernanza y Proyectos Estratégicos del Ayuntamiento de Bilbao y Teresa Laespada, diputada foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de Bizkaia;

El acto inaugural tuvo como componente nuclear la conferencia que pronunció el profesor Juan José Zarranz, catedrático emérito del departamento de Neurociencias de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea e investigador de Biocruces Bizkaia, al igual que expresidente de la ACMB. El tema elegido fue “La enfermedad neurológica de Raimundín en la biografía de Miguel de Unamuno”, siendo Raimundo uno de los hijos del famoso escritor y filósofo. El profesor Zarranz abordó igualmente un análisis crítico del incidente de la Universidad de Salamanca entre Unamuno y Millán-Astray.

2 Francisco L Dehesa, Gotzone Sagardui, Nekane Murga, Ricardo Franco, Teresa Laespada, Juan Goiria y Antonio del Barrio

La Consejera de Salud indicó, en relación al 125.º de la Academia, que “cada año contáis con un programa de decenas de jornadas científicas y conferencias. Desde vuestra creación habéis sido un referente de actualización del conocimiento. Tanto para dar respuesta a las necesidades e inquietudes de las y los profesionales de la salud, como a la hora de divulgar el conocimiento a la población. Me gustaría destacar hoy aquí que, como consejera de Salud, me siento muy orgullosa del conjunto de profesionales de la salud de este país. Porque, no me cansaré de repetirlo, son nuestro más valioso activo”. Asimismo, Murga hizo hincapié en la recomendación de vacunación antigripal, apelando, en este foro, a la propia vacunación de los profesionales sanitarios.

Por su parte, Gotzone Sagardui se refirió a que “ciento veinticinco años es una cifra rotunda que avala la sólida trayectoria de esta prestigiosa institución, integrada por profesionales de la Medicina, la Farmacia, la Veterinaria, la Odonto-estomatología y de la Biología, que desde finales del siglo XIX trabaja para mejorar la salud y la calidad de vida del conjunto de la ciudadanía”. La concejala también se refirió a que “esperamos seguir contando con el apoyo indispensable de la Academia, que, como ya es conocido, fue nombrada en 2010 como ilustre de Bilbao, por sus aportaciones a la mejora de las condiciones de vida de cinco generaciones enteras de bilbaínos y bilbaínas”.

Teresa Laespada destacó, refiriéndose a Miguel de Unamuno, que “tenemos todavía que equivocarnos mucho, que discutir, que debatir, que pensar y que idear. Tenemos mucho que aprender de él. Creo que don Miguel siempre estaba hablando de inteligencia y encuentro. Conceptos muy necesarios hoy, todavía”.

Raimundín

Tal y como destacó el profesor Juan José Zarranz, don Miguel de Unamuno, filósofo, catedrático, escritor de múltiples registros, “de los que el de poeta era su preferido”, rector de la Universidad de Salamanca y “comprometido hombre político, de los más importantes e influyentes de la historia de España”, vivió toda su existencia “atormentado por sus dudas de fe en Dios y en la inmortalidad del hombre. A ello contribuyó la experiencia trágica de la enfermedad neurológica de su hijo Raimundo, que sufrió graves secuelas de una posible meningitis con hidrocefalia crónica secundaria”.

Según el experto, “es de destacar que las fuentes disponibles para conocer algo mejor la enfermedad del niño proceden del propio don Miguel, de su diario y cartas a sus amigos, de sus dibujos del pequeño y de los poemas que le dedicó. La convivencia diaria con el niño inválido, la impotencia ante su estado, el absurdo de su enfermedad entendida como castigo o abandono de Dios por su propia falta de fe, provocaron una de las más intensas crisis personales de Unamuno”.

Asistentes

Al acto de inauguración del curso 2019-20 de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao asistieron José María Guibert, rector de la Universidad de Deusto; Agurtzane Ortiz, vicedecana de la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU); Jon Azkue, viceconsejero de Trabajo y Seguridad Social del Gobierno Vasco; Juan Goiria, presidente de la Academia de Ciencias Médicas y de la Salud del País Vasco; Maite Feito, presidenta de la Academia de Ciencias de Enfermería de Bizkaia; y los expresidentes de la ACMB Fernando Astorqui (1989-1991), José María Sánchez Fernández (1997-1999), Guillermo García-Alfageme (en representación de su padre, Alfredo García-Alfageme, que presidió la Academia desde 1999 hasta 2003), así como Juan José Zarranz (2004-2007) y Juan Goiria (2007-2016).

También acudieron María José García Etxaniz, presidenta del Colegio de Enfermería de Bizkaia, junto con Ignacio González, secretario de la Junta y Eguzkiñe Gallastegui, tesorera. Por parte del Colegio de Médicos de Bizkaia asistieron su presidente, Cosme Naveda, y su vicepresidente, Juan Gondra. Del Colegio de Farmacéuticos de Bizkaia estuvieron presentes Flavia Erazo, presidenta, con Juan Uriarte y Juan del Arco. Álvaro Mateos, presidente del Colegio de Veterinarios de Bizkaia se personó también en la cita, al igual que Elena Olabe, responsable del área Médica de IMQ y Jorge Díez, director de Atención al Profesional de IMQ; Joseba Vidorreta, director territorial de Quirónsalud en el País Vasco, Javier Oleaga, de Cruz Roja; y representantes de la Real Academia de Medicina del País Vasco y de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País.

Una nutrida representación de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao redondeó el aforo. Así, en la sala se dieron cita los vicepresidentes Fernando Hernando, Antonio del Barrio, Agustín Martínez Ibargüen, Julián Aguirrezabal y Francisco Dehesa; así como el secretario general, Gorka Pérez-Yarza; Víctor Echenagusia, tesorero; Eduardo Areitio, bibliotecario; Nieves Zabala, presidenta de la sección de Biología; y Jacinto Bátiz, presidente de la sección de Cuidados Paliativos de la Academia y director del Instituto para Cuidar Mejor del hospital San Juan de Dios de Santurtzi.

Insignia de oro de la ACMB para el presidente de la Sociedad Bilbaina

3 Juan Goiria, Antón Pérez-Iriondo, Ricardo Franco y Juan José Zarranz

 

El acto de inauguración del 125.º curso académico concluyó con la entrega de la insignia de oro de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao a Antón Pérez-Iriondo, presidente de la Sociedad Bilbaina, coincidiendo con el 180.º aniversario de esta institución tan arraigada en la Villa. La insignia fue impuesta por Ricardo Franco Vicario, Juan Goiria y Juan José Zarranz. Tras la imposición de la insignia, Pérez-Iriondo tuvo unas palabras de agradecimiento a la Academia.

Reportaje fotográfico

Las fotos del acto de inauguración del 125.º curso de la Academia de Ciencias médicas de Bilbao se pueden ver aquí.

Y el enlace para descargar todas de una vez, se puede obtener haciendo clic aquí.

vacuna--academia-gripe

La consejera de Salud, Nekane Murga, presentó en Bilbao el pasado 10 de octubre la campaña de vacunación antigripal 2019 que dio comienzo el lunes, 14 de octubre. Durante las próximas seis semanas, los grupos considerados de riesgo están llamados a vacunarse para evitar las posibles complicaciones que puedan derivarse de la gripe. El departamento de Salud insiste en que la vacuna es la principal medida preventiva para hacer frente a esta enfermedad, que se presenta con más intensidad entre los meses de octubre y abril.

La campaña, que se desarrolla bajo el lema “Es momento de vacunarse y lo sabes”, fue anunciada en una rueda de prensa en la que también estuvieron presentes el director de Salud Pública y Adicciones, Juanjo Aurrekoetxea, y el coordinador de Programas de Salud Pública y Seguridad del Paciente de Osakidetza, Enrique Peiró.

La vacuna va dirigida principalmente a las personas mayores de 65 años, personas con alguna enfermedad crónica y mujeres embarazadas, los considerados como grupos de riesgo, aunque también está recomendada para el personal sanitario. Los objetivos de la campaña son, además de preservar la salud individual de las personas pertenecientes a estos grupos de riesgo, cuidar también la salud colectiva mediante medidas de prevención básicas y sencillas, como utilizar pañuelos desechables, lavarse las manos con frecuencia o taparse la boca al toser o estornudar.

Campaña de vacunación frente a la gripe 2019-2020. Coberturas y aceptación de la vacunación.

La Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, aprobó en septiembre de 2019  para la campaña de vacunación 2019-2020 los objetivos de alcanzar o superar una cobertura de vacunación del 65% en el grupo de edad mayor o igual de 65 años y superar una cobertura del 40% en el personal sanitario y en embarazadas. La finalidad es ir acercándonos al objetivo de la OMS (75% de cobertura en personas mayores). Enlace 1.

Es de destacar que, según las evidencias disponibles, los factores que más se relacionan con la aceptación de la vacunación son el conocimiento de la gravedad de la enfermedad, la confianza en la efectividad de la vacuna y la recomendación por parte de los profesionales sanitarios. La confianza de los profesionales en la vacunación influye en la concienciación de la necesidad de vacunación a la población. Los profesionales sanitarios que se vacunan anualmente frente a la gripe tienen mayor probabilidad de recomendar la vacunación a sus pacientes. Enlace 2.

La gripe y sus consecuencias

La gripe es una enfermedad infecciosa causada por el virus de la influenza que se propaga con gran rapidez por su alta contagiosidad. En general presenta un carácter clínico benigno y autolimitado, salvo en determinados grupos de población, en los que pueden presentar complicaciones. Cabe recordar que el pasado año se registraron 1.662 casos de personas hospitalizadas con gripe confirmada, de las cuales 435 estuvieron graves. Además, el número de personas fallecidas fue de 79.

La Consejera de Salud insistió en que vacunarse es un acto de responsabilidad y la mejor manera de protegerse frente a esta enfermedad. “La vacunación es la medida preventiva más segura y eficaz de la que disponemos hoy en día”, aseguró.

Para la presente campaña el departamento de Salud ha adquirido más de 400.000 dosis, un número que podría incrementarse si fuera necesario, para lo cual se va a invertir la cantidad de 1,4 millones de euros, un 16% más que en la campaña anterior. Su composición responde a las recomendaciones dadas por la Organización Mundial de la Salud para el hemisferio norte:

  • Un cepa similar a A/Brisbane/02/2018 (H1N1)pdm09
  • Una cepa similar a A/Kansas/14/2017 (H3N2)
  • Una cepa similar a B/Colorado/06/2017 (linaje B/Victoria/2/87)

Mascarillas en los centros sanitarios

Como novedad, y con el fin de interrumpir la transmisión de la enfermedad, se colocarán dispensadores de mascarillas en las salas de espera de las Urgencias hospitalarias y los PAC. Estos dispensadores estarán acompañados por un cartel informativo recordando a la población la importancia de la higiene en manos y del uso de mascarilla en caso de presentar síntomas respiratorios. Está previsto que estos dispensadores se coloquen más adelante también en los centros de salud.

Esta campaña informativa se extenderá, además de a los medios de comunicación, a soportes exteriores como marquesinas, fachadas de centros de salud y hospitales y a través de folletos que se repartirán en sitios de gran afluencia de gente, con mensajes recordatorios sobre las medidas higiénicas básicas y el uso responsable de los recursos sanitarios.

Datos de interés de la anterior campaña

Cabe recordar que el pasado año, durante la campaña antigripal de 2018 se administraron un total de 373.878 dosis, en concreto 1.935 vacunas más que el año anterior. De éstas, un total de 285.335 vacunas, es decir, el 76% de las vacunas,  se administraron en el grupo de edad de personas con 65 o más años, lo que supone una cobertura del 58%.

VACUNAS ADMINISTRADAS EN LA CAMPAÑA DE 2018

Grupo de población Vacunas Cobertura
65 o más años 285.335 58%
Embarazadas 4.834 35,3%
Personas institucionalizadas (residencias) 18.335 91,6%
Personal sanitario 8.539

32,2%

Según el balance recogido por la Red Vigía del Departamento de Salud y de Osakidetza, el virus circulante durante la pasada temporada correspondió al tipo A, cepa incluida en la vacuna empleada durante la campaña. La temporada se caracterizó por una actividad gripal de nivel medio y la semana con mayor incidencia fue la tercera semana de 2019, cuando se alcanzó una tasa de incidencia de 532,5 casos por 100.000 habitantes.

Vigilancia y plan de contingencias

Este año también se desarrollará una vigilancia epidemiológica exhaustiva, que se apoyará en la coordinación de cuatro puntos:

  • La “Red de Médicos Vigía”, compuesta por médicos y pediatras de Atención Primaria encargada de informar de los casos de gripe.
  • Los laboratorios de microbiología de referencia, encargados de confirmar los diagnósticos y las cepas.
  • Los sistemas de información hospitalarios que hacen seguimiento de los más pacientes más graves.
  • Los técnicos de Salud Pública del Departamento de Salud, encargados del estudio y análisis pormenorizado de los datos registrados.

Asimismo, las OSI cuentan con un plan de contingencias específico para dar respuesta a un eventual aumento de la demanda asistencial que se pueda dar por la gripe. “Su objetivo es establecer una planificación que permita responder de una manera inmediata, proporcionada y eficiente al posible aumento de la demanda”, ha explicado la Consejera.

En este sentido, se mantendrá una coordinación permanente entre los diferentes niveles asistenciales de las OSI y Emergencias, liderada por una comisión en la que se encuentran representadas todas las organizaciones. Dicha comisión realizará un seguimiento diario de la actividad dentro de las consultas y urgencias de la Atención Primaria, como de las Urgencias hospitalarias así como de la ocupación de camas.